Tú no puedes jugar porque eres chica

El otro día en el cole de mis peques, había dos niños jugando a un juego y llegó una niña y preguntó si podía jugar. Uno de los niños dijo que sí. El otro niño dijo que no podía jugar con ellos porque era una niña.

Tanto a la niña como al niño que sí la dejaba jugar no les pareció justo que el otro niño no quisiera dejarla jugar por ser chica, los dos se lo dijeron a las acompañantes.

Carol, una de las acompañantes se acercó y le explicó que en ese cole no se excluye a alguien porque sea niño o niña. Puede ser que no te apetezca jugar con alguien, pero no se puede excluir a nadie porque tenga un género distinto del tuyo, por su color de piel, religión,…

Si desde pequeños les enseñamos a excluir por razón de género, de mayores nos encontraremos con hombres que creen que las mujeres no pueden hacer las mismas cosas que ellos simplemente por el hecho de ser mujeres. Luego vienen las agresiones y nos llevamos las manos a la cabeza, pero la educación comienza en la infancia.

Eduquemos en igualdad, con valores como el respeto a uno mismo y a los demás, nadie es mejor ni peor que nadie, ni por ser hombre, mujer o como se sienta, ni por su color de piel, ni por su religión ni por nada. Unámonos por todo lo que nos une.

 

* Photo by Patty Brito on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *