Receta de Pan blanco fácil

Os voy a contar la receta de nuestro pan fácil que no requiere casi amasado. A los peques les encanta amasar y al mismo tiempo se cansan muy rápido de hacerlo, se les pega la masa a los dedos demasiado y se agobian. Por lo que este pan fácil es un plus porque necesita pocquísimo amasado, así que si los peques quieren amasar, genial, y si no quieren amasar, también.

Los ingredientes son:

– 500g de harina de trigo normal

– 325 g de agua (si le echas un poquito más de agua, saldrá con más agujero en la miga)

– 2g de levadura seca de panadero o 5g de levadura fresca

– 1 cucharadita de sal

– Semillas de girasol, de sésamo, de lino,….

Elaboración:

Se mezcla la levadura con la harina y la sal y posteriormente se echa el agua. Se amasa un poco para mezclar todos los ingredientes y aunque la masa esté pegajosa, no pasa nada, eso hará que la miga esté más blandita y no se nos haga un mazacote.

Cuando todos los ingredientes estén mezclados, se estira un poco la masa por un lado y se dobla como si fuera una toalla. Hacemos esto 4 o 5 veces y lo dejamos reposar 15 minutos, tapado con un trapo a temperatura ambiente.

Resultado del pan

A los 15 minutos volvemos a doblarlo como si fuera una toalla. Es decir, estiramos de un lado y lo ponemos encima de sí mismo. Haremos esto otras 4 ó 5 veces y volvemos a dejarlo reposar otros 15 minutos, tapado a temperatura ambiente. Repetimos este paso a los 15 minutos y lo dejamos reposar un día entero tapado con film y dentro de la nevera.

Al día siguiente, sacamos la masa del frigo, que habrá duplicado o triplicado su tamaño original. La dejamos reposar una hora más o menos y cuando haya pasado ese tiempo, la sacamos del cuenco en la que lo teníamos y la podemos estirar un poco para darle forma de barra, pero con cuidado para que no se nos rompan las burbujas de dentro.

Ponemos las semillas de girasol, sésamo, lino, etc. en una bandeja y pasamos el pan por ahí para que se le peguen las semillas. Lo dejamos reposar una hora.

Ponemos el horno a 250º con la bandeja en el medio y, si nuestro horno no tiene bandeja para echar agua, ponemos una bandeja abajo del todo.

Cuando metamos la masa en el horno, justo después echamos medio vasito de agua en la bandeja de abajo para que le dé humedad. A los 10 minutos, bajamos el horno a 200º.

Dependiendo del horno, lo dejamos entre 30 y 40 minutos, también dependiendo del punto de dorado que te guste.

Si hacéis la receta, contadme qué tal os ha quedado! =)

 

 

1 Comentario de

  1. Martina 17/05/2020 at 10 h 35 min

    Qué buena pinta! En cuanto pueda lo hago!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *