Pórtate bien

El otro día hablando con unas amigas, una de ellas contó que a su hijo, Enrique, le había castigado la profe por correr en la clase. Otra contó que al suyo, Felipe, le habían castigado por hablar y que la profe le había dicho a ella que Felipe era muy buen niño, pero que hablaba mucho. Los dos tienen cuatro años.

A mí esto me removió mucho porque he visto cómo Enrique empezaba a andar y a correr y cómo Felipe decía sus primeras palabras. Cuando estas cosas ocurrían todas las amigas nos enviábamos videos a través de whatsapp y veíamos las primeras veces de nuestros peques y me remueve que ahora les castiguen por cosas que hace tres años celebrábamos.

Primeros pasos

Me removió y pensé cómo habrían resuelto esto en el cole de mis peques y me di cuenta de que probablemente fuera de una manera muy diferente. Les conté las historias a mis peques y les pregunté cómo lo resolverían ellos. Me contestaron que en el caso de Enrique le habrían recordado que en clase no corremos porque hay poco espacio y nos podemos caer o podemos dar a otra persona o nos podemos dar con algún mueble y que si a pesar de eso él seguía necesitando correr, le dejarían salir un rato al patio para que corriera y que entrara cuando ya hubiera satisfecho esa necesidad.

En el caso de Felipe, mis peques dijeron que le habría recordado que en ese momento había que estar en silencio y le habrían explicado las razones de por qué había que estar en silencio.

Yo les dije a mis peques que pensaba que a las que había que castigar era a las profes porque pensaba que no estaban preparadas para estar con niños si no sabían gestionar esas situaciones y ellos se empezaron a reir.

Otro día, Raquel, la mamá de Enrique nos contó que al día siguiente al que le castigaran, al salir del cole estaba muy contento y le dijo a su madre: mamá, hoy me he portado bien.

Yo les pregunto a mis peques muchas veces qué significa portarse bien y al final llegamos a la conclusión de que es algo muy genérico y que en todas las casas y en todos los coles significa cosas diferentes. En algunos sitios «portarse bien» puede ser estar callado y quieto y en otro lugares puede significar correr y gritar, pero dónde está la línea que separa una cosa de la otra? Cómo lo podemos saber?

Portarse bien

Ese es el problema que yo le veo a lo de «portarse bien», que es algo muy genérico que a veces les decimos a los peques y cómo pueden saber ellos a lo que nos estamos refiriendo? No sería más fácil decirles lo que queremos exactamente?

Si no queremos que corra un peque en el aula, no podríamos decir «En el aula no corremos» en vez de «Pórtate bien»? Cómo sabe ese o esa peque que cuando decimos «Pórtate bien» nos referimos a que no corra. Y si en el parque le decimos «Pórtate bien», también significa que en el parque no corremos? Y si no queremos que hable en un momento determinado también le decimos «Pórtate bien»?

Creo que lo más fácil para nuestras criaturas es que seamos claros y les digamos lo que necesitamos que hagan en cada momento para que ellos lo puedan hacer, así no tenemos que estar después con castigos porque no saben adivinar lo que queremos que hagan.

Y tú, les dices a tus criaturas que se porten bien?

 

 

 

* Photos by Alvin Mahmudov y Jakob Owens on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *