En el dentista

Hace unos días tuve que llevar a mi mayor al dentista. Tienen que ponerle un disyuntor en el paladar para hacer espacio porque tiene poco y no le caben todos los dientes y muelas que le tienen que salir.

El primer día la llevó el papity y a él le gustó mucho todo, por lo que contrató el tratamiento.

Cuando fuimos a consulta para realizar los moldes y hacer radiografías, le dije a la recepcionista que habíamos llegado y me dijo que esperáramos en la sala de espera.
Cuando estábamos allí vino una chica a decirnos que ya podía pasar mi mayor. Me quedé un poco sorprendida y dije que yo tenía que pasar también. La chica me dijo que la norma en la clínica es que los niños y las niñas pasan solos. A mí se sorprendió y le dije que si no pasaba yo también, que nos íbamos. La chica me dijo que entonces lo hablara con la directora.
Fui a hablar con ella y le dije que yo quería pasar también a la consulta y me dijo que sí, que no pasaba nada, pero al mirar el tratamiento me dijo: pero son radiografías y moldes no hace falta que pases, vas a tener que estar saliendo todo el rato cuando le vayan a hacer las radiografías. Le dije que no me importaba y me dijo que no, que no podía pasar, que los niños se portan mejor cuando los padres no están dentro y que así no lloran, que con los padres lloran. Me quedé muy, muy sorprendida al oir aquello, ya sabes lo que pienso sobre lo de portarse bien (Enlace al post) y le dije que si no lloraban sin sus padres y sí con ellos sería porque no se sentían cómodos, pero que eso no significaba que realmente no necesitaran llorar. Ella me dijo que tenían 20 años de experiencia y que ella misma tenía 3 hijos y que los niños se portan mejor si los padres no están en la consulta.
Yo le dije que conozco a mi mayor y sé que se va a sentir más cómoda si yo estoy cerca. Entonces me dijo que bueno, que podía pasar pero que no podía estar cerca , ni darle la mano, ni hablar y si lloraba no podía acercarme. Yo le respondí que igual no era el sitio ideal para nosotros si yo no podía hacer nada de eso, ya que yo no iba a interferir en el trabajo del profesional, pero que yo no podía asegurar que no hiciera nada si veía que mi mayor no estaba bien.
Finalmente la directora me dijo que no era el sitio para nosotros. Me devolvió el dinero que habíamos pagado del tratamiento y nos fuimos de allí.
¿Te parece que hice bien en negarme a dejar pasar a mi mayor sola a la consulta del dentista? ¿Hubieras hecho lo mismo? Me parece que hay que empezar por respetar a los niños y a las niñas como personas que son y si no les respetamos, ¿cómo vamos a poder pedir que ellos nos respeten a nosotros? Creo que tenemos que educar con el ejemplo.

 

* Photo by Quang Tri Nguyen on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *