Día 24 del aislamiento por el coronavirus

Hoy me he levantado cansada y apática, pero por suerte el papity se encontraba mejor y ha estado él por la mañana con los peques, ya que yo he estado toda la mañana tumbada.

Después de comer me he animado un poco porque también quería aprovechar el día con los peques, para un día que no tenía que trabajar.

Los peques me han pedido un baño, en lugar de una ducha, que es lo que hacemos normalmente y, bueno, un día es un día, así que hemos aprovechado para que jugaran bastante rato en el agua y luego entre secarlos y demás, ha llegado la hora de la cena.

Después de cenar hemos terminado de ver la peli de ayer y nos hemos ido a dormir con un cuento!

 

 

* Photo by Nathan Dumlao on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *