Cómo combatimos la fiebre en nuestra casa

Cuando alguno de mis peques tiene fiebre valoramos si es febrícula, fiebre moderada, fiebre alta o fiebre muy alta y actuamos dependiendo de eso.

Consideramos que es febrícula cuando es entre 37º y 38º. Normalmente una criatura con esa temperatura tiene un estado general normal, así que nosotros, con esa temperatura no hacemos nada.

Cuando tienen una temperatura entre 38º y 39º consideramos que es fiebre moderada y aquí depende mucho del estado del peque. Si está decaído y quiere estar tumbado lo que hacemos es ofrecerle teta, quitarle ropita para que esté fresquito y si quiere estar tumbado, pues que lo esté y descanse, el cuerpo es sabio y si pide descansar será porque lo necesita. Si el estado general es bueno y el peque juega y está de buen humor, entonces tampoco hacemos mucho, simplemente estamos pendientes por si acaso empieza a encontrarse mal.

Si la temperatura está entre 39º y 40º normalmente se encuentran bastanten mal y lo que hacemos nosotros es quitarles ropita o destaparlos y hacer piel con piel con ellos y normalmente con esto suele bajarles alrededor de 1º. Si aún así se encuentran muy mal les damos un antipirético, pero sólo para ver si el malestar se debe a la fiebre o a lo que sea que tengan (virus, infección,…).

Y por encima de 40º es fiebre muy alta y por suerte, nosotros no nos hemos encontrado nunca en ese caso. Si así fuera, imagino que comprobaríamos si tiene el cuello rígido y si tiene otros síntomas e iríamos a que lo valorara un médico.

La fiebre en sí no es mala, es un síntoma de que el cuerpo está luchando contra «algo» y normalmente el cuerpo lucha mejor contra los patógenos a una temperatura alta. Yo no soy médico, pero esto es lo que me han contado varios médicos y también he leído, por lo que normalmente los peques a los que no se les baja la temperatura con antipiréticos, tienden a curarse antes, así que, por si acaso, nosotros sólo damos antipirético si la criatura se encuentra muy incómoda para que mejore su estado general.

Y vosotros, ¿cómo actuáis ante la fiebre?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *